luisico

12 meses

29 Jun 2012

Resuelto a volver a escribir en el blog (una vez más) empiezo haciendo un breve resumen de mis últimos 12 meses, que han sido más movidos de lo habitual.

Hace año y medio estaba viviendo en Porto Alegre y trabajando en remoto. En Marzo volví a Madrid. A mitad de año decidí cambiar de trabajo. Llevaba más de 3 años y me encontraba bastante estancado. Era el momento de seguir creciendo.

El cambio no resultó todo lo beneficioso que se esperaba. Desafortunadamente, casi al mismo tiempo me encontré con algunos problemas de salud que me tuvieron bastante regulero durante meses. Por ambos motivos, y algunos otros de carácter familiar, me arrastré hasta final de año como alma en pena, la moral baja y con más bien poca motivación.

Por fortuna, a veces los problemas que empiezan juntos también terminan al mismo tiempo. Este fue precisamente el caso. El médico me dio buenas noticias y acabé cambiando de trabajo.

Aquí es donde viene la mejor parte. Me uní a las filas de Vizzuality. Hace un par de semanas cumplí los 6 meses desde que empecé.

Podría pegarme horas hablando de todas las bondades de Vizzuality y no me cansaría. Para no alargarme demasiado debo decir que admiro profundamente a cada uno de mis colegas, que me siento plenamente realizado y que el trabajo duro que todos ponemos en este equipo no impide que me levante todos los días con ganas de más. Participamos en proyectos que realmente importan (al menos en mi opinión) y con los que uno se siente orgulloso. Y por supuesto no puedo dejar de mencionar CartoDB que es como un hijito para mí y al que dedico la mayor parte de mi tiempo y esfuerzo.

Cuando estás en un estado psicológico tan bueno todo sale rodado. Un ejemplo de ello es que a principio de año me encontré tomando las riendas del grupo Madrid-DevOps junto con Néstor. Ambos estamos muy contentos con la decisión. Estamos conociendo gente increíble y dedicando algo de nuestro tiempo a cosas que realmente nos gustan.

No quiero dejarme lo más importante de esta retrospectiva y que puedo calificar como conclusión o moraleja. Todos tenemos temporadas malas y muy malas. A mi me tocó el año pasado una de las malas. En estas situaciones, por muy tópico que parezca, quien te ayuda son los de siempre, familia y amigos. En mi caso ha sido así efectivamente y tengo toda la suerte del mundo por ello. Ahora bien, he de decir que sin @Ladyju a mi lado todo habría sido muchísimo más dificil.